viernes, 30 de enero de 2009

Aprendiendo a vender nuestros libros II

Las áreas editoriales

Saber con claridad cuáles son las áreas editoriales es de suma importancia tanto para escritores como para los editores, pues les permite determinar qué tipo de libros están escribiendo o van a editar y a qué mercado deben dirigirse.



De igual manera, clarifica en la búsqueda de la bibliografía para no publicar sobre un tema que podría estar saturado o que ya ha sido suficientemente investigado por otros escritores o editores.

Las áreas editoriales se dividen en: 1.- Libros Técnicos y Científicos. 2.- Textos escolares. 3.- Libros de referencia. 4.- Libros de Literatura. 5.- Libros de Interés General 6.- Hay quién también incluye los fascículos
como un área más para llegar a estos 6.

Ahora bien, cada área tiene sus subdivisiones a saber:

1.- Libros Técnicos y Científicos: Debido a que incluye las obras para estudio en las carreras universitarias y técnicas, podría ser la más vasta área, e incluye las siguientes líneas editoriales: Ingenierías ( Civil,
mecánica, sistemas, etc.); Arquitectura y Diseño; Medicina; Odontología, carreras biológicas y paramédicas; Agronomía y Veterinaria; Ciencias Sociales ( Antropología, arqueología, filosofía, sociología, historia,
política); Derecho; Artes Manuales; Hotelería y Turismo y Secretariado.

2.- Textos escolares: Corresponden a los programados por los Ministerios de Educación de cada país y se dirigen tanto a Preescolar como a Primaria y Bachillerato y se dividen en las siguientes líneas editoriales: Ciencias
Sociales ( Historia, religión, geografía y democracia); Matemáticas; Lenguaje; Ciencias Naturales; Idiomas.

3.- Libros de referencia: Aquí se ubican las Enciclopedias; los Diccionarios ( Técnicos, de idiomas, enciclopédicos, etc.); Manuales de consulta; Directorios.

4.- Libros de Literatura: Cubre un amplio espectro. Incluye libros de ficción para niños, adolescentes y adultos. Aquí se engloban: Teatro; Cuento; Novela; Poesía y Ensayo.

5.- Libros de Interés General: Como van dirigidos a un gran público, tocan temas muy diversos y se consideran de información y divertimiento. En esta área se ubican los conocidos en el mundo anglo-sajón como " Coffee tables books", es decir, libros para colocar en las mesas para hojear o para que los coloquen en sus bibliotecas los políticos para las fotos de los periódicos.

6.- Fascículos: Pretenden dirigirse a públicos que, o bien no frecuentan las librerías o no tienen capital como para comprar un libro o una enciclopedia de una sola vez por lo que prefieren la compra semanal e ir coleccionando y
armando su obra.

Como podemos observar, las áreas editoriales podrían abarcar más de 40 líneas lo cual constituiría el mismo número de segmentos de mercado.
Cada obra, de acuerdo con su área editorial determina un mercado y este a su vez, condiciona la diagramación del libro, su metodología y su canal de comercialización. Por ejemplo, si es una texto para primaria, su metodología y su diagramación DEBE ser muy distinta que si es un libro técnico para Ingenieros graduados y así sucesivamente.

Algunas líneas - como es el caso de Literatura - suelen estar muy saturadas de ofertas, mientras que otras podrían estar huérfanas de buenas novedades.
Tanto escritores como editores deben analizar este fenómeno y decidir sobre qué tipo de publicación se arriesgan, con suficiente conocimiento de causa, tanto en cuanto a los mercados como a la metodología y la diagramación que deben escoger para el libro.



Fuente: www.enplentud.com

Un Saludo
C. Vera
Mis Historias y Poemas
Leer más...

miércoles, 21 de enero de 2009

Aprendiendo a vender nuestros libros I

Pocas actividades en el campo de la creación han sido rodeadas a través de la historia con tan enigmáticas aureolas como la creación literaria. Desde el famoso concepto de que la inspiración llega cuando menos se espera, hasta que famosos escritores como Scott Fitzgerald, Hemingway o Truman Capote escribían borrachos, han campeado por doquier.

La realidad es que no se concibe la creación literaria sino después de un arduo y difícil trabajo. Que hay más de transpiración que de inspiración en la redacción de una novela, de un cuento, de un poema o de cualquier
historia, y que no existe mayor desafío para un escritor que el que debe afrontar al enfrentarse diariamente a la página en blanco. Eduardo Galeano dice que se toca la oreja diciéndose para sus adentros " a que no te
atrevés" y se imagina que va a escribirle a una hermosa y amada mujer y así se decide. García Márquez afirma que trabaja de 8 a.m. a 2 p.m. sin ser interrumpido, enfundado en un overol de mecánico, para expresar lo arduo de su trabajo y se da por satisfecho si logra redactar una cuartilla al cabo de esas 8 horas.

Tampoco es cierto que para escribir magnas obras se deba vivir en la miseria...o en la opulencia. El poeta José Hierro escribía sus versos en una bar de la avenida Barcelona y aseguraba con toda sinceridad que allí
encontraba más concentración que en su propia casa. ¿Dónde escribía? En cuadernos, a mano. Vargas Llosa, por su parte, utiliza el computador - no la añorada Remington de sus años mozos - pero esto no implica que haya
perdido calidad en su obra sino todo lo contrario, y viaja por el mundo sin perder sus apuntes ni dejar inconclusos sus trabajos. Todo lo lleva en modernos disketttes.

Lo importante entonces no es el lugar, ni la forma como Usted lo haga, así como tampoco si escribe en servilletas - dicen que J.K Rowling la ahora célebre autora de Harry Potter concibió su primer libro de esa saga en una
cafetería, escribiendo en un cuaderno a mano, mientras cuidaba que su niña no se despertara y empezara a llorar en el coche - o en impecables blocks de notas, o en un sofisticado notebook. La constante parece ser trabajo,
trabajo, trabajo. No se aflija si no le salió la frase como quería, o el verso con la música que aspiraba, continúe trabajando, que poco a poco se le va "soltando la mano", o para utilizar una frase muy recurrente en el juego
del béisbol " se le va calentando el brazo".

Una aclaración: Si Usted escribe poesía o narrativa, no debe tener más en cuenta que su honestidad al hacerlo y el saber que si pretende dirigirse a un lector consuetudinario de literatura y esta será su primera obra, van a
ser muy rígidos con Usted en los aspectos técnicos o formales, muy distinto que si pretende llegar a neolectores o analfabetas funcionales. Pero si Usted escribe una obra técnica o de sociales - digamos un texto para enseñar
matemáticas, o de ingeniería, o de derecho - entonces debe tener en cuenta varios aspectos, como son la metodología, el lenguaje y la forma en que pretende llegarle a esos lectores.

Ahora bien, si Usted es Editor y hace sus primeros pinitos, debe primero definir una línea editorial ( no publicar de todo, digamos, un libro de narrativa otro sobre hortalizas, uno más de poesía y otro del código penal, etc.)

Además, toda decisión editorial - o lo que es lo mismo, de publicar - debe estar precedida de una investigación: Quién ha publicado antes sobre ese tema, cómo lo publicó - formato, tipo de letra, etc -, qué canales de
comercialización utilizó y sobre todo, cómo le fue en los aspectos de difusión o comercialización.
Antes de publicar una obra - sobre todo técnica - recurra a conceptos de personas versadas en la materia y sométala a una corrección técnica y de estilo.

Algunos autores - sobre todo los literarios - se niegan a someterse a correcciones de estilo y esto es respetable, pero el hecho de aceptarlo o no, es responsabilidad del editor. Pero en el caso de las obras técnicas, sí es imprescindible la corrección técnica. Monumentales errores se han visto hasta en las mejores familias, y una vez el libro publicado, poco podrá Usted hacer si confundieron kilovatios con Kilómetros....

Para esta primera entrega, vamos desde ya a sugerirle una sentencia que pretendemos que Usted como escritor o Editor coloque como un aforismo encima de su mesa o sitio principal de trabajo: "NUNCA SE DEBE PUBLICAR UN LIBRO QUE NO SE SEPA COMO SE VA A VENDER O A DIFUNDIR."

Fuente: www.enplenitud.com

Un Saludo
C. Vera
Mis Historias y Poemas
Leer más...

miércoles, 7 de enero de 2009

Concursos Literarios

Lo que debemos saber a la hora de participar en un Concurso Literario:

Tenga Presente esta información antes de presentar su obra a un concurso:

Consultar detenidamente las bases del mismo en cuanto a género, idioma, envío de originales, fecha límite, nacionalidades, etc. Antes de acudir a un certamen es imprescindible ponerse en contacto con la entidad convocante. Las bases de los respectivos premios y concursos pueden estar sujetas a cambios.

DATOS DEL CONCURSANTE: Se deberán remitir en un sobre aparte los datos personales (nombre y apellidos del autor, número de identidad o pasaporte, o de cédula de identificación, dirección completa con código postal y número telefónico para contactarlo). También es recomendable remitir una fotografía y fotocopia del Documento Nacional de Identidad o Pasaporte.

CERTIFICACIÓN: En la mayoría de concursos se exige que los originales vayan acompañados de una certificación escrita del autor garantizando que los derechos de la obra no están comprometidos y que no ha sido presentada a otro concurso pendiente de resolución. En el caso de obras presentadas con seudónimo, dicha certificación deberá ir firmada con el seudónimo y nunca se incluirá dentro del sobre de la plica.

ACUSE DE RECIBO: algunas entidades convocantes de Concursos confirman la recepción de originales mediante un acuse de recibo pero nunca mantienen correspondencia con los concursantes.

LEMA Y PLICA: El sistema de lema y plica consiste en que el nombre del autor es sustituido por un lema que figurará debajo del título y en el exterior del sobre que contenga sus datos personales.

SEUDÓNIMO: Algunos concursos exigen que los originales vayan firmados con el nombre y apellidos reales del autor. Otros permiten presentarse bajo seudónimo. En este caso los datos personales deberán incluirse dentro de un sobre en cuyo exterior figurarán el título de la obra presentada y el seudónimo.

ENVÍO: Los originales siempre hay que enviarlos por correo (a poder ser certificado). No son aceptados en ningún concurso los envíos a través de e-mail.



Un Saludo
C. Vera
Mis Historias y Poemas
Leer más...